...Por Sevilla

VinoBar El Taller (Umbrete)

VinoBar El Taller

Este pequeño rinconcito lo encontramos de casualidad, buscando poder tomar unos vinos y algo con qué acompañarlos. VinoBar El Taller está en Umbrete, es un local coqueto con mesas y sillones hechos de palets de madera, no hay más de 6 mesitas y se llena rápido.

Lo primero es ver el vino. Tiene una carta muy variopinta, vinos Andaluces, Españoles, Franceses , Italianos y algún chileno. La gran mayoría de los vinos se pueden copear, para poder saborear más de 1…

Stephan, un hombre muy simpático y atento, nos habló de varias opciones y entre todas, las que más nos gustó fue un vino francés, JP. Chenet de bogedas JP. Chenet.

Uno vino de color rojo rubí intenso, suave, afrutado y una agradable sensación en boca.

Para maridar el vino, juega con varios tipos de tablas: chacina, quesos, panes rústicos y ensaladas. Nos llamó la atención alguna que otra tabla, pero cómo manda la tradición, abrimos boca con una tabla de Queso Mahon.

Una tabla muy bien presentada y despachada. Acompañado de nueces, pasas y uvas. Este queso de Menorca nunca defrauda.

Entre sus diferentes panes rústicos, nos decidimos primero por un Princesa Santa Sofía. Un pan crujiente con mozarella, carne de cerdo picada, salsa burger, pepino agridulce y especias.

Que pan tan logrado!! Buena combinación, con un ligero toque a curry…toda una delicia.

Íbamos a pedir varios vinitos pero viendo la pinta de las tablas en las demás mesas, se nos estaba antojando todo, así que…una botella y a pedir lo que el estómago aguante!

Nuestras siguientes tablas fueron: MED, pan con queso de cabra y mermelada de arándanos. Pan Antonio, salsa Lutenitza (pasta a base de pimiento, tomate y berenjena), 4 quesos rallados, aceite de oliva y carne mechá.

Éste último estaba tremendo, la salsa le daba un sabor especial al pan rústico. Todo un acierto.

El ambiente es perfecto, nos encanta que haya variedad de vinos relación calidad/precio. Lo que hace grande a este bar es su dueño, simpático, amable, profesional y atento sin ser pesado, trato cercano. Suele tener detalles con sus clientes. A nosotros para terminar la velada nos puso una tapita de chorizo y salchichón ibérico y unos trozos de chocolate. Detalles sin importancia que te alegran el día.

Nos encantó el pan Princesa Santa Sofía, es el pan perfecto para acompañar cualquier vino. Otra cosa a destacar es que puedes disfrutar de toda esta experiencia sin rasgarte el bolsillo.

Volveremos seguro a disfrutar de su terracita y sus buenos vinos.

Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *