...Por Sevilla / Recomendaciones

Abok2 (Sevilla)

Abok2

Cómo sabéis, nos encanta ir buscando platos diferentes, que tengan un estilo propio y no marcado por la tendencia. La cocina vegetariana es un arte culinario que nunca te deja indiferente y que siempre nos ha llamado la atención. Nos encanta la diversidad de sus sabores ya que puedes disfrutar de platos únicos con los que no aburrirte.

Encontramos otro bar de cocina vegetariana/vegana en el centro de Sevilla, siendo complicado encontrar un local vegetariano en esta ciudad. Un local que a simple vista no te puede llamar la atención desde fuera pero en su interior aguarda grandes secretos culinarios.

Un local acogedor con una decoración muy simpática, adornando las mesas con flores naturales. La persona que se dirigió a nosotros en todo momento tenía un agradable humor. Supo aconsejarnos y guiarnos con recomendaciones muy acertadas.

Esta vez teníamos compañía y cómo hacia una tarde calurosa pedimos algo para ir refrescándonos, unas cervezas Estrella Galicia y un zumo de tomate Hero. Teníamos que probar algo nuevo jejeje.

Siguiendo las recomendaciones del personal nos pedimos de primero una ensalada Abok2 con brotes variados, rulo de cabra, aceitunas, aguacate y cebolla frita. Una generosa ensalada con productos frescos y con una inmejorable presentación. Riquísima, desde primera hora supo conquistarnos.

Continuando con platos para compartir, nos decidimos por un variado de deliciosas samosas de queso feta y garbanzos. Un relleno cremoso con una masa muy crujiente acompañado de una estupenda salsa de mango y virutas de coco. Todo un espectáculo!

Se iba terminando la cerveza, ¿Porqué no cambiar de palo? Pues para seguir con estos manjares que mejor manera que acompañarlos con una sidra seca de Maeloc. Bebida refrescante!!

Una de las cosas que llamó la atención de su carta fue el siguiente plato, buñuelos de calabacín. Unas croquetas griegas rellenas de queso feta y calabacín, crujientes y esponjosas. Para rematar este plato lo acompañaba una salsa tzatziki, una salsa fresca de yogurt y pepino. Ni las migas quedaron…

El final se aproximaba y queríamos más de esta cocina  tan ingeniosa. Ahora tocaba todo un clásico, una degustación de croquetas caseras entre las cuales nos encontramos unas rellenas de espinacas y cabrales y otras veganas de espinacas y piñones. Se agradece que este plato sea casero de verdad, ya que se notaba el cariño que se les habían puesto. Unas croquetas crujientes y sabrosas que no nos dejaron indiferentes.

Y para los más carnívoros y haciendo un giro de 360º, finalizamos esta gran experiencia culinaria con una hamburguesa de vacuno casera con patas fritas, NO DE PAQUETES, y pan de sésamo. Una carne jugosa, tierna y a la altura de una gran cocina.

Uno de los placeres que tiene la cocina vegetariana es que sabe jugar con ingredientes frescos, salsas y especias, obteniendo sabores inigualables. NO SÓLO DE LECHUGA VIVE EL VEGETARIANO, y aquí su chef te muestra esta gran pasión por la cultura vegetariana. 

No podemos destacar un plato entre los que degustamos pero decir que los buñuelos de calabacín es algo sorprendente que no puede faltar en vuestra mesa.

Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *