...Por España

Albergue Graxiana (Zugarramurdi)

Albergue Graxiana

Haciendo la ruta De Zugarramurdi a Francia en nuestro viaje a Guipuzcoa, pasamos por Etxalar y Bera, llegando finalmente a Zugarramurdi. Este pequeño pueblo es muy conocido por sus cuevas y sus famosas brujas.

Las vista son espectaculares, mucho verde, rutas de senderismo y casas conservadas como antaño.

Veníamos a visitar las cuevas y mientras esperabamos a que abrieran, hicimos un alto en el camino para papear. En el pueblo hay restaurantes de brasas muy conocidos y pequeños barecillos.

Callejeando nos llamó la atención un albergue con un jardín muy bonito y aquí se tenía que comer bien y tranquilo, Albergue Graxiana.

Su carta no es muy extensa pero muy precisa, ofrecen menús para todos los bolsillos. Sentados en su terraza disfrutando del buen tiempo y el sonido de los pájaros, pedimos un vinito de la casa y agua, servida en una simpática jarra de barro al estilo tradicional.

Se nos apetecía algo fresquito y nos lanzamos a por la ensalada templada. Una contundente ensalada con lechuga fresca, queso de cabra, tomate, maíz, atún, cebolleta y couscous.

La ensalada estaba aderezada con vinagre de módena a parte del aliño. Estaba muy buena.

Nos extrañó mucho que por estas zonas te ofrezcan distintos tipos de elaboración de tortillas, no somos de pedirlas en los bares pero estando a pocos km de Francia, nos pedimos una tortilla con jamón y calabacín.

Una gran tortilla a la francesa muy jugosa y apetitosa. 

Después de estos entrantes vamos con los primeros. Comenzamos con costillas de cordero (nosotros las conocemos como chuletitas) con patatas y pimiento del piquillo.

Una carne de cordero muy tierna, con el toque característico que le da la brasa y acompañadas de patatas caseras fritas muy finitas. Nos chupamos los dedos.

Nuestro segundo primer plato fueron unas delicias de pato al horno. Dos muslitos de pato en su jugo al horno, la carne se deshacía sola, rebañamos hasta el hueso.

Como el primer plato, venía acompañada de de patatas fritas caseras.

¡¡Que bueno están aquí los postres!! y caseros.

Le hincamos el diente a un bizcocho de chocolate caliente y a un mousse de chocolate. Nos encanta endulzarnos la vida!

No podemos destacar un plato por encima de otro porque estaba todo riquísimo, el servicio fue en todo momento encantador, rodeados de un ambiente tranquilo y sano.

Si pasas por este pueblecito, no dejes de callejear por él, piérdete por sus cuevas tan famosas y sus senderos.

Buen provecho!!

1 comentario en “Albergue Graxiana (Zugarramurdi)

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *