...Por España

Atari Gastroteka (San Sebastián)

Atari Gastroteka

San Sebastián te ofrece un sin fin de oportunidades culinarias a parte de los muchos bares de pintxos repartidos por toda la ciudad. Cuenta con 17 estrellas Michelin y eso dice mucho de la calidad, creación de esta ciudad y el reconocimiento a los esfuerzos de los chefs.

Comer de pintxos está bien y es barato, pensamos que comer tapas más elaboradas es caro y en esta ciudad no es así. Hay mucha oferta culinaria y algunos rinconcitos tiene precios inmejorables.

Callejeando por la zona vieja enfrente de la basílica de Santa Maria  tenemos Atari Gastroteka, un local dónde puedes tomar tus pintxos fríos en la barra o si lo prefieres puedes sentarte en su salón y tomar sus raciones y disfrutar de sus creaciones.

Nos sentamos en sus veladores que dan justo a la basílica, hay que llegar temprano porque se llena pronto. Es habitual ver vinos de la Rioja, ya que por estas zonas no elaboran vino rojo. Nos pedimos unas copas de BaiGorri de Bodegas BaiGorri.

Un vino de color picota intenso, aromas a frutas negras, vino elegante, fresco con un largo final. Uva tempranillo, garnacha y otras variedades. Un vino muy bueno, perfecto para la ocasión.

Su carta de tapas era concisa, pero todo lo que ofrecía tenía muy buena pinta. Empezamos con una papada ibérica crujiente.

Un trozo de papada muy crujiente con puré de patatas violet que tenía un ingrediente que le daba sabor como a pastel, así entre dulce y salado. Finalmente el jugo de la piña le daba un toque muy característico que intensificaba los sabores. Muy sabroso!

Se nos hizo la boca agua con el primer bocado que probamos y seguimos con un Magret de pato, chalota glaseada con sopa paraguaya

Un lomito poco hecho con un sabor muy suave, carne tierna y muy limpia. Lo acompañaba una especie de  tortilla de patatas muy esponjosa con cebolla, parecía bizcocho, algo diferente con un resultado muy bueno. Todo sobre una salsa paraguaya muy dulce que le daba ese toque tropical a un plato sublime. Impresionante.

Estábamos disfrutando cómo niños chicos, vaya cosas más ricas. Para finalizar nuestra degustación pedimos una crema de queso y finas hierbas con salmón.

Un salmón macerado y curado en casa sobre una crema de salsa de rábanos y eneldo, fresco y muy bueno. Su crema de queso fría acompañaba el salmón dándole un toque de frescura al plato perfecto. Todo aderezado con salsa de aceite/perejil y ‘caviar’. Delicioso.

Se notaba que estábamos en la cuna de la gastronomía, sabores nuevos, platos creativos al 100%, calidad suprema y el precio inmejorable. El servicio fue de 10, ya que nos atendió un chaval simpático que nos recomendó el vino acertadamente y nos explicó las elaboraciones de los platos.

Sin duda fue un acierto probar esta cocina, todo estaba suculento, pero podríamos destacar por encima la papada ibérica. Un plato curradísimo y con un sabor muy fino.

Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *