...Por Sevilla

Casa Pichardo (Bollullos Mit.)

Casa Pichardo

De todas bodegas y mesones de Bollullos, nos quedan pocas por visitar y seguimos descubriendo buenos productos a precios muy buenos.

Esta bodega es una de las más reconocidas de este pueblo y una noche de esas que no tienes ganas de cocinar decidimos dar una vuelta por el pueblo y entrar en esta casa que normalmente está muy concurrida.

Una bodega decorada con viejos bocois, añejas fotos del pueblo y antiguas caras que estuvieron aquí. Tienen un salón para tapear con mesitas bajas y sillas al estilo sevillano y otro salón para disfrutar de sus raciones.

Cómo siempre que visitamos alguna bodega del aljarafe, ¿cómo no íbamos a pedir su mosto? Recalcar que cada bodega hace su mosto con mucho cariño y no vas a encontrar 2 iguales. Aquí el mosto está muy suave, ciudadito con el subidón!! 

Casa sevillana, mosto casero y apetecía una de las tapas por antonomasia de la ciudad, ensaladilla rusa.

Muy conseguida, suave y clásica, con el sabor de la zanahoria como sabor predominante. Muy buena!!

Queríamos probar varias tapitas y vimos una que nos encanta, atún encebollado. Una tapa que la solemos ver mucho por los pueblos y que en esta casa está muy buena.

Unos lomos de atún encebollados con patatas al horno adornado con perejil fresco. 

Fuimos entre semana y su dueño fue el que nos recibió y nos atendió, lo pillamos con las manos en la masa haciendo un plato y vimos que tenía muy buena pinta, se nos fueron los ojos tras él, olían de maravilla.

Nos pedimos una buena ración de almejas al ajillo. Unas almejas frescas hechas al momento. Esta delicia estaban rehogadas con una salsa de ajitos, aceite y perejil fresco, espectacular! 

Nos encanta todo lo que venga de la mar y si es fresco mejor. Probamos un montadito de bacalao con pimiento morrón. Una bacalao desmigado ligado con huevo sobre una base de pan tostado. Muy jugoso!

Creíamos que habíamos probado todo tipo de flanes en sus distintas formas y por lo visto nos estábamos equivocando. Aquí vimos un flan de turrón que tenía una pinta increíble.

Un flan casero, fino al paladar con mucho sabor a turrón, nos arriesgamos a decir que es turrón 100%. Bocados deliciosos…

Un trato amigable que hizo que nos sintiéramos cómo en casa, ambiente casero, perfectamente aclimatado y tuvimos una cena muy agradable.

Su dueño mima mucho el producto y tiene unos platos con muy buena calidad a un precio más que razonable.

Nos hubiera gustado probar más platos pero será para la próxima, quedando pendiente sus guisos y su carne a la brasa.

Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *