...Por Europa

Ceu na Boca (Lisboa)

Ceu na Boca

Ya estábamos finalizando nuestro viaje a Lisboa y fuimos a ver uno de los barrios más interesantes de la ciudad, Belem.

Está alejado del centro turístico pero muy bien comunicado. Vimos algunos de los monumentos cómo La Torre de BelemEl Monasterio de Los Jerónimos y el monumento de los descubridores, vistas impresionantes.  Casualmente había una exposición de vikingos y nos dimos una vuelta, guapísimo.

Hora de comer, hora de buscar. Hay muchos bares por la zona, siendo los más caros y fáciles de sentarte,  pero si te adentras más en el barrio (zona antigua), encontrarás auténticos bares dónde los lugareños van a comer.

Nosotros entramos en este bar, Ceu na Boca, porque estaba hasta arriba y porque nos lo aconsejaron albañiles que iban a comer allí. Tuvimos que esperar unos 15 minutos.

Empezamos con un vino de la casa, sin marca, ni bodega a la vista. La presentación cómo nos gusta a nosotros, recordando las viejas costumbres.

La carta no era muy extensa ni exquisita, pero todos los platos eran caseros y bien despachados. Sólo servían 1/2 raciones y raciones.

De entrante una sopa de legumbres, espesa y un poco picante, estaba muy buena. Este plato no puede faltar en tu mesa, ya que es un clásico de Portugal.

Cómo nos gusta abrir boca con algunos entrantes, seguimos con una clásica ensalada mixta con tomate, lechuga, cebolla y  sin tonterías. Cómo en los viejos tiempos!!

Comenzamos con los principales con un plato típico de la región Do Minho del norte de Portugal, bacalao a minhota. Un bacalao frito con pimentón, patatas y cebolla. Muy bueno y fresco, muy diferente a cómo lo conocemos.

No somos muy asiduos a pedirnos cordero, pero estando dónde estábamos hicimos una excepción ya que todo el salón olía a este plato. Pierna de cordero al horno servida en pequeños trozos con el jugo de la grasa del mismo cordero, buenísimo, nos gustó bastante. 

Básicamente nos pedimos los platos más habituales del lugar, y siguiendo con nuestra gula pedimos un pollo asado al horno, estaba bueno pero un poco seco para lo nuestro gusto. La salsa era lo mejor, resaltaba mucho el aroma a tomillo.

Cómo último plato principal y con el estómago ya casi lleno, dejamos para lo último el plato mas interesante de la carta, rollo de carne de cerdo al horno. Una carne de lomo rellena con verduras cubierta con una salsa hecha de tomate frito. Muy jugosa.

Para ser un lugar de batalla, tenía muy buena cocina y disfrutamos de todos los platos, pero antes de irnos un postre para empujar el estómago. Una porción de flan de huevo CASERO con un poquito de caramelo. Tremendo!!

Los acompañamientos de todos los platos eran básicos, algunos con patatas fritas y lechuga y otros con patatas fritas con arroz.

Pues esto es todo lo que nos metimos por el cuerpo…después nos esperaba el Festival de NOS Alive, teníamos que coger fuerzas!!

Un sitio barato no tiene porque ser malo, sin lujos pero buenos en lo que hacen. Un sólo camarero para unas 12 mesas y 2 cocineras preparando los fogones en una pequeña cocina, quedamos muy satisfechos.

Buen Provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *