...Por Europa

Churrasquería Zico (Aveiro)

Churrasquería Zico

Averio, una bellísima ciudad atravesada por canales surcados por barcos muy coloridos. Una ciudad romántica y bella.

En esta ciudad hay muy buena gastronomía, gastrobares, restaurantes y numerosos lugares dónde poder probar los productos regionales.

Estábamos buscando el típico bar de toda la vida dónde los averienses suelen comer, lo encontramos siguiendo el olor a brasa que dejaba por una de las calles del centro histórico, entramos en Restaurante Zico.

Un local dónde suelen comer los trabajadores de la ciudad, auténtico y sin lujos, dónde el servicio es más rápido que la luz.

Mientras nos decidíamos por la comida pedimos una botella de vino de la casa, de Adega Cooperativa Silgueiros. Un vino peleón muy bueno y perfecto para lo que íbamos a pedir.

Uno de los platos típicos de Portugal es la sopa, y vimos que en su carta, con platos convencionales, tenían 3 tipos de ellas, así que nos pedimos un Caldo Verde y una Canja de gallinha.

El caldo verde es la más conocida del país, con chorizo, col rizada, patatas, aceite, sal y pimienta. Estábamos con algo de frío así que nos sentó bastante bien y con muy buen sabor.

La canja de gallinha es un caldo de pollo con zanahoria, patatas, aceite, frijoles y una especia de pasta rallada. Una sopa muy rica.

Después de abrir el apetito con estas dos ricas sopas, comenzamos con los platos fuertes. Pedimos un variado de carnes  a la brasa que llevaba: panceta, churrasco de cerdo, chorizo y otro chorizo casero a base de carne de cerdo típico de la zona (buenísimo).

Una combinación explosiva, acompañaba patatas fritas caseras con un poco de lechuga con zanahoria y arroz cocido.

Estando en Aveiro, zona costera, cómo no nos vamos a pedir un pescado…dorada a la brasa. Una dorada abierta con un sabor espectacular y muy sabrosa. Te acompañan el plato con patatas cocidas y espinacas.

Cómo podeís imaginar estábamos hasta arriba de todo, pero jamás perdonamos un dulce para terminar. Tenían una carta muy buena de postres caseros y no sólo nos pedimos 1 sino que nos pedimos 2.

Una tarta casera de galleta y un postre típico portugués, baba de camello. La tarta era una combinación de crema de vainilla con galletas, cubierta con una fina capa de caramelo, nata y virutas de almendras.

La baba de camello era la primera vez que la probábamos, nos la presentaron en un vasito con un fondo de galletas trituradas, leche condensada y yema de huevo.

Dos postres tremendamente buenos.

Vivir el ambiente tradicional de la ciudad en el típico bar de toda la vida es una pasada, probando platos tradicionales a muy buen precio.

Cómo hemos dicho antes, el servicio son hombres de batalla rapidísimos y muy efectivos. Aquí lo destacamos todo, si queréis saber como viven los averienses la gastronomía, aquí lo podéis ver.

Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *