Cómo hacer pipas peladas en casa

Hoy os traigo un artículo que les va a encantar, especialmente si son fans de las pipas peladas. ¿Alguna vez se han preguntado cómo se hacen estas deliciosas semillas en casa? Pues bien, en este artículo les voy a enseñar el paso a paso para conseguir unas pipas peladas perfectas en casa. Olvídense de comprar las pipas ya peladas en la tienda, porque con esta receta podrán hacerlas de manera fácil y rápida. ¡Pongámonos manos a la obra! No se pierdan este tutorial que les va a sacar de más de un apuro.

Pelar semillas de girasol fácilmente

¿Quieres saber cómo pelar semillas de girasol fácilmente para hacer pipas peladas en casa? ¡Es súper fácil y te lo voy a explicar!

Lo primero que necesitas es comprar semillas de girasol sin cáscara, las puedes encontrar en cualquier tienda de alimentación o en el supermercado. Una vez las tengas, sigue estos sencillos pasos:

  1. Coloca las semillas en un recipiente grande y añade agua suficiente para cubrirlas por completo.
  2. Añade una cucharada de sal y remueve para que se disuelva.
  3. Cubre el recipiente con papel film y déjalo en la nevera durante toda la noche.
  4. Al día siguiente, escurre el agua y coloca las semillas en un colador para que se sequen un poco.
  5. Coloca las semillas en una bandeja para horno y precalienta el horno a 180 grados.
  6. Introduce la bandeja en el horno durante unos 15-20 minutos hasta que las semillas estén doradas.
  7. Saca la bandeja del horno y deja que las semillas se enfríen.
  8. Una vez estén frías, colócalas en un paño de cocina limpio y frota con tus manos para retirar la piel.
  9. Listo, ya tienes tus pipas peladas para disfrutarlas como más te gusten.

Como ves, pelar semillas de girasol fácilmente es muy sencillo y no requiere de mucho esfuerzo. Además, hacer pipas peladas en casa es una opción mucho más saludable y económica que comprarlas ya peladas en el supermercado.

  Entiende la diferencia entre ajo tierno y ajo puerro

¡Anímate a probarlo y cuéntame qué te parecen tus pipas peladas caseras!

Deliciosas semillas de girasol peladas

Si eres un amante de las pipas y te encanta ese sabor agridulce que tienen las semillas de girasol, ¡estás de suerte! En este artículo te enseñaremos cómo hacer pipas peladas en casa de forma fácil y rápida.

Pero antes de entrar en detalles, hablemos un poco sobre las semillas de girasol peladas. Estas semillas se caracterizan por tener la cáscara exterior eliminada, por lo que son perfectas para consumir directamente como snack o para utilizar en recetas de cocina.

Las semillas de girasol peladas son una fuente rica en nutrientes como el hierro, magnesio, fósforo y selenio, además de ser una excelente fuente de proteína vegetal. También contienen grasas saludables, lo que las convierte en una opción saludable para incorporar en tu dieta.

Para pelar las semillas de girasol en casa, lo primero que debes hacer es comprar semillas crudas sin tostar. A continuación, sigue estos sencillos pasos:

  1. Enjuaga las semillas con agua fría y déjalas remojando en agua con sal durante varias horas.
  2. Escurre las semillas y colócalas en una bandeja para hornear.
  3. Tuesta las semillas en el horno a 160°C durante 15-20 minutos, removiendo cada 5 minutos para que se tuesten de manera uniforme.
  4. Una vez tostadas, deja enfriar las semillas y luego frótalas entre tus manos para eliminar la cáscara.

¡Y listo! Ya tienes tus deliciosas semillas de girasol peladas listas para consumir o utilizar en tus recetas favoritas. Prueba añadirlas a ensaladas, como topping para yogures o para hacer tu propio mantequilla de semillas de girasol.

Como ves, pelar las semillas de girasol en casa es una tarea fácil y divertida que puedes hacer en cualquier momento. Así que no dudes en probar esta técnica y disfrutar de todas las propiedades y sabor de estas deliciosas semillas.

Espero que os haya molado el truqui para hacer pipas peladas sin despeinaros. Si os ha gustado, dadle caña en casa y sorprended a vuestros colegas en la próxima quedada. ¡Venga, a disfrutar de esos snacks caseros y nos leemos pronto! ¡Un abrazo!

  Elige la patata nueva para unas frituras perfectas

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *