...Por Sevilla

Cruo Alameda (Sevilla)

Cruo Alameda

Veníamos de visitar varias bodegas por el Aljarafe sevillano probando guisos, carnes y buen mosto, pero ya nos apetecía dar una vueltecita por el barrio de la Alameda y descubrir algo nuevo.

Siempre que estamos por este barrio hacemos un paroncito en la plazoleta y tomarnos una cerveza fresquita mientras escuchamos en directo a un buen guitarrista.

Hacia tiempo que no bajábamos y dando una vuelta descubrimos este bar, Cruo, ¿porqué no entrar?

Lo que más llamativo era su decoración y sus grandes ventanales, dónde se podía observar por completo todo su interior. Un interior amplio, con un mucha luminosidad.

Antes de pedir el vino, la casa te pone un aperitivo, que en nuestro caso fue un canapé con paté de jamón ibérico muy bueno. Nos pedimos un vino que hacía tiempo que deseábamos probar, L’Inconscient de bodegas Les Cousins Marc & Adrià.

Un buen vino de uva cariñera con aromas a flores y un toque dulzón. Fácil en boca. La primera copa nos la tomamos picando de la cesta de pan que te ponían, los trozos más buenos los que tenía aceitunas.

Tienen una extansa carta para picotear con tapas y raciones, un amplio apartado de quesos y conservas, mucho dónde elegir. Buscamos tapas diferentes y nos decidimos por las que más nos llamaron la atención.

La primera que degustamos fue una tapa de sashimi de salmón marinado con shutney de cebolla roja y rábano. La presentación en la clásica pizarra era muy buena y cuidada. Un sashimi en finas lonchas sobre una base de cebolla roja caramelizada con un ligero sabor a ajo muy frito.

La combinación era muy buena, las especias del shutney eran muy suaves y el rábano daba un toque fresco al plato.

Hemos probado la cola de toro en su esencia y de muchas maneras… croquetas, guisos y demás combinaciones, pero aquí el chef le dio otra vuelta a este guiso, crujiente de cola de toro.

Una carne desmenuzada envuelta en una fina masa quebrada sobre parmentier y salsa del jugo de la cocción. Una deliciosa combinación con una  jugosa y tierna carne y una fina salsa que hace que potencie el sabor del plato. Maravilloso!!

En todas las cocinas se vuelve a ver este plato que tanto nos encanta, steak tartar de ternera. Esta tapa estaba buena y con una carne bien macerada. La salsa que la acompaña es una salsa con yakisoba un pelín picante, todo adornado con huevo crudo y brotes.

Hace pocas semanas veníamos de un viaje a Portugal y entre las muchas recetas portuguesas se encuentra el siguiente plato, pollo al piripiri, queríriamos probar esta versión.

Un pollo presentado en láminas sobre una base de patatas gajo, condimentado con tomillo y pimienta. La carne era muslo y contramuslo, tierna y jugosa, bien cocinado.

La receta original lleva un poco más de pique para que resalte más el sabor, aún así estaba bueno.

Por último y lo que ponía punto y final a esta cena fue una burger CRUO sobre pan de cristal, queso cheddar, bacon crujiente, lechuga, tomate, cebolla roja y salsa CRUO.

La carne estaba muy buena y se notaba que era casera, bien condimentada y acompañada de patatas gajo y una salsa un pelín picante. El pequeño “fallo” de este plato es que se necesita una hamburguesa más elaborada para que el precio sea más razonable.

El servicio fue muy atento y simpático, con un hilo musical de lo más curioso. Tuvimos una cena agradable y tranquila.

Nuestra opinión es que las tapas son algo cortas, no probamos las raciones pero quizás sea la mejor opción, pero eso no quita que  todo lo que probamos estuviera bueno.

Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *