...Por Sevilla

DeÓ Restaurante (Sevilla)

DeÓ Restaurante

Íbamos buscando una cocina diferente, que nos sorprendiera y que se saliera de lo habitual. Deó Restaurante es un local que sobresale por las actitudes de un chef ambicioso ofreciendo platos creativos.

Descubrimos un local con un ambiente tranquilo, agradable  y con una decoración alegre. Estábamos impacientes por probar su nueva carta, ya que sólo viendo la descripción de sus platos se te hacía la boca agua. 

Este restaurante ofrece una gran carta de vinos así que nos costó bastante elegir, al final nos decidimos por degustar un vino de Bodegas Arraez, Vivir sin Dormir. Un vino potente, afrutado y uno de esos vinos que al saborearlo te pide más.

No sabíamos por dónde empezar así que la camarera muy amablemente nos recomendó comenzar por un delicioso ajoblanco con gelatina de mango, aceite de albahaca y almendras. Todo una delicia.

Luego pedimos un plato que hasta el momento no habíamos probado, caballa a 60º con salteado de espinacas. Un plato sencillamente perfecto por su sencillez y a su vez por su gran explosión de sabores.

Continuamos con una receta tradicional que le han dado la vuelta con una presentación coqueta, canutillo de pringá sobre hummus. Ricos bocados de pringá crujientes listos para untar en un hummus casero cremoso.

Para ir finalizando nos atrevimos a pedir un tataki de pez espada con salteado de espinacas en salsa de otras y una salsa de gengibre y soja. ¿La perfección existe? En este plato sí, maravillosa fusión de sabores.

Y como guinda del pastel nos deleitamos con unas albóndigas de ibérico al PX sobre cremoso de patatas trufada. Una de las mejores albóndigas que han pasado por nuestro paladar.

Un servicio muy atento, agradable y profesional. Aquí estaba todo delicioso pero de lo que probamos tenemos que destacar el tataki de pez espada y el ajoblanco. Dos platos únicos que merecen la pena probar y saborear.

Buen provecho!! 

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *