...Por Europa

Estefânea Café (Sintra)

Estefânea Café

En nuestro viaje a Lisboa uno de nuestros destinos marcados era Sintra. Una ciudad en la que se encuentra un palacio de cuento con sus antiguas leyendas y unos hermosos jardínes.

Nosotros le dedicamos todo el día a ver la ciudad, sus alrededores y el Palacio Da Pena. Recorriendo las calles de Sintra íbamos buscando dónde poder comer bien, barato y una cocina más casera.

Después de buscar esa cocina que nos aportara algo nuevo, encontramos este pequeño rinconcito tan acogedor. Un bar/café muy coqueto, cuidado al más mínimo detalle, llevado por un simpático matrimonio. 

En todo momento sus dueños nos estaban aconsejando y describiendo todos sus platos con una simpatía inmejorable y hablando con mucho cariño de su cocina. Se notaba que estaban muy orgullosos del trabajo que hacían.

Para ir abriendo más aún el apetito mientras esperábamos ansiosos los platos que nos aconsejaron, pedimos unas cervezas. Una Superbock Stout negra y una Superbock clásica.

Por ahí se escapó una Coca-cola jeje

La primera recomendación que nos llegó fue una sopa de legumbres. Un cuenco bien despachao, calentito y muy rico. 

Una rica sopa con el sabor de la calabaza cómo ingrediente principal.

El ingrediente que más le gusta a este matrimonio añadir a sus recetas son las legumbres, y seguimos con una ensalada de legumbres. Una especie de ensalada mixta con frijoles, huevo duro, tomate, picatoste, atún, zanahoria y aceitunas negras.

Todo aderezado con una deliciosa salsa de la casa. Un plato muy colorido y la mezcla era perfecta.

Lo más típico de Portugal es el bacalao y no podía faltar en nuestra mesa este manjar. Un bacalao frito con arroz y pimiento verde. Un bocado en forma de croqueta muy jugoso, con un rebozado de huevo y perejil. 

Y para reponer fuerzas a lo grande, una gran hamburguesa de buey casera con cebolla caramelizada, queso, tomate y un pan blanco de maíz típico portugués.

Una jugosa, exquisita y deliciosa carne bien condimentada. Sólo pegando el primer bocado y saborearlo todo comenzabas a flipar. Buenísima!

Nos llevamos una grata sorpresa con este bar, tanto por lo serviciales que eran sus dueños cómo por la cocina que elaboraban. Nos encantó esta visita y se la recomendamos a todo el que visite esta bella ciudad.

Uno de los platos que no puede faltar en la mesa es la sopa de legumbres, y si queréis deleitaros con una carne la hamburguesa está de muerte.

Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *