...Por Sevilla

Milonguitas (Sevilla)

Milonguitas

Un poco de historia

El postigo del Aceite (conocido en tiempos musulmanes como bad al-Qatay) es junto con la puerta de la Macarena y la Puerta de Córdoba los tres únicos accesos que se conservan en la actualidad de los que tuvieron las murallas de Sevilla, Andalucía, España.

Fue construido en el año 1107, en tiempos de Ben Yusuf, y reformado en 1572-1573 por el arquitecto Benvenuto Tortello, bajo el mandato del Francisco Zapata y Cisneros, I conde de Barajas, que entonces ejercía el cargo de alcalde de la ciudad.

Era conocido así ya que era el lugar por donde entraba el aceite a la ciudad. En el siglo XVIII se abrió en su costado derecho una pequeña capilla donde hay un retablo barroco con la imagen de una Inmaculada Concepción atribuida a Pedro Roldán.

Nuestra opinión

Que mejor manera de disfrutar de Sevilla y su clima que sentarse en una terraza y tomarte un refrigerio fresquito.

Sevilla es conocida por su buen tiempo, altas temperaturas y calurosas noches de verano, así nos encontrábamos nosotros una tarde de verano de esas en las que las lagartijas van buscando la sombra.

Queríamos refrescarnos y cenar temprano, así que buscando el sitio perfecto nos encontramos con ‘Milonguitas‘. Un restaurante argentino con un ambiente tranquilo y un servicio magnífico.

De todas las opciones que ofrece su carta, nos decimos por probar su exquisita carne, sus famosas hamburguesas y unas tapas de aperitivo que te hacían salivar.

Sus platos estaban muy bien presentados, un servicio atento y simpático. Ya que estábamos probando una cocina argentina, teníamos que acompañar la cena con un buen vino argentino, en este caso fue Alamos, un vino muy rico y perfecto para acompañar las carnes.

Tenemos que decir que hemos probado muchas carnes deliciosas y de dieces, y el solomillo de buey y la hamburguesa de entraña no se quedan atrás. Un punto de cocción magnífico, un sabor delicioso y la carne fresca de cortarse como mantequilla.

Si visitas este restaurante no puedes irte sin probar su morcilla y como hemos mencionado antes, sus hamburguesas.

Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *