Momento ideal para añadir garbanzos de bote al cocido

Si eres de los que piensan que el cocido es solo para el invierno, estás muy equivocado. El cocido es uno de los platos más versátiles de la gastronomía española y se puede disfrutar en cualquier época del año. Además, si no tienes tiempo para cocinar los garbanzos desde cero, los garbanzos de bote son una excelente opción para ahorrar tiempo en la cocina. Pero, ¿cuál es el momento ideal para añadirlos al cocido? ¡Aquí te lo contamos todo! No te pierdas estos consejos para que tu cocido quede perfecto y lleno de sabor.

Garbanzos blandos en minutos

Si eres de los que no tienen tiempo que perder ni ganas de esperar horas y horas para cocinar los garbanzos, ¡tenemos buenas noticias para ti! Hay una manera muy fácil y rápida de tener garbanzos blandos en cuestión de minutos.

Lo único que necesitas es una olla exprés y garbanzos de bote. ¡Así de sencillo! Sigue estos pasos y verás qué fácil es:

  1. Abre la lata de garbanzos y cuela el líquido que viene en la lata.
  2. Pon los garbanzos en la olla exprés y añade agua hasta que los cubra completamente.
  3. Añade una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva. Recuerda que la sal ayuda a ablandar los garbanzos y el aceite de oliva les dará un sabor extra.
  4. Cierra la olla exprés y ponla al fuego. Cuando empiece a salir vapor, baja la temperatura y cuenta 10 minutos.
  5. Transcurridos los 10 minutos, apaga el fuego y deja que la olla pierda presión poco a poco.
  6. Abre la olla y comprueba que los garbanzos están blanditos. Si no lo están, vuelve a poner la olla al fuego sin cerrarla y déjalos cocer un poco más.
  7. ¡Listo! Ya tienes tus garbanzos blanditos y listos para añadir al cocido o guiso que quieras.

Con este truco, ahorrarás mucho tiempo y tendrás unos garbanzos deliciosos y listos en un abrir y cerrar de ojos.

  Cómo utilizar perejil en la cocina para realzar tus platos

Además, los garbanzos de bote son una opción fantástica para tener siempre en la despensa y poder utilizarlos en cualquier momento. Son una fuente de proteínas y fibra y pueden ser la base de muchos platos diferentes.

Así que la próxima vez que quieras cocinar garbanzos pero no tengas tiempo para hacerlos desde cero, ¡prueba este truco y verás cómo te sorprende!

Cocinar garbanzos: agua fría o caliente?

Si eres un amante del cocido, seguro que te has preguntado alguna vez cuál es el mejor momento para añadir los garbanzos de bote. Pero, además, existe otra duda que ronda por la cabeza de muchos cocinillas: ¿es mejor cocinar garbanzos con agua fría o caliente?

La respuesta es clara y concisa: agua caliente.

La razón es muy sencilla. Los garbanzos necesitan un choque térmico para que se ablanden más rápidamente. Si los ponemos en agua fría, tardarán mucho más tiempo en cocerse. En cambio, si los ponemos en agua caliente, el proceso será mucho más rápido y eficiente.

Además, hay una técnica que también puede ayudar a ablandar los garbanzos: añadir una pizca de bicarbonato al agua de cocción. Esto hará que el agua se vuelva alcalina y, por tanto, los garbanzos se ablanden más fácilmente.

Pero cuidado, no debemos abusar del bicarbonato, ya que puede alterar el sabor de los garbanzos. Una pizca será suficiente.

Sal en los garbanzos: ¿Cuándo?

Si eres un amante del cocido, seguro que te has preguntado alguna vez cuál es el momento ideal para añadir los garbanzos de bote. Y es que, aunque parezca una cuestión sencilla, la sal en los garbanzos juega un papel importante en la cocción y en el sabor final del plato.

Lo primero que debes tener en cuenta es que los garbanzos de bote ya vienen cocidos y con sal. Por lo tanto, si los añades al principio de la cocción del cocido, es posible que queden demasiado blandos y que el caldo quede excesivamente salado. Además, si los garbanzos ya tienen sal, es importante que pruebes el caldo antes de añadir más.

  Cocer coliflor en olla rápida sin malos olores

Entonces, ¿cuál es el momento ideal para añadir los garbanzos de bote al cocido? La respuesta es sencilla: al final de la cocción. De esta manera, evitarás que los garbanzos se deshagan y que el caldo quede demasiado salado. Además, si quieres darle un toque personal a tu cocido, puedes añadir algunas especias o hierbas aromáticas al final de la cocción, como el perejil o el comino.

Seguro que te quedará delicioso y tus comensales te lo agradecerán.

Espero que estos consejillos os hayan servido para triunfar con vuestro cocido. Recordad, los garbanzos de bote se añaden al final para que mantengan su textura y no se deshagan. ¡Ah! Y no escatiméis en el pimentón, que da ese toque mágico. Gracias por leer y que aproveche. ¡Nos vemos!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *