...Por Sevilla

Taberna Alambique (Mairena)

Taberna Alambique

Mairena del Aljarafe se está renovando contínuamente, encontrando opciones cómo bodegas clásicas, tascas míticas y locales de gastronomía moderna. El metro ha favorecido este crecimiento, acercando a los sevillanos a esta localidad.

Este local cuenta con adornos rústicos y ambiente rural, haciendo que te sientas muy cómodo mientras disfrutas de sus platos.

Hablando sobre la gastronomía nos encontramos con platos muy innovadores y con un toque de genialidad por parte de su chef, así que para acompañar estas delicias comenzamos con un vino de La Rioja Alavesa de bodegas El Mozo Wine, Herrigoia. Un vino ecológico en el que predomina la fruta en boca y una acidez equilibrada.

Su carta ofrece muchas opciones distintas, pudiendo elegir entre tapas y platos. Los que más nos llamaron la atención fueron:

Bacalao en costra de almendras con tallarines de espárragos y salsa tártara. Un bacalao perfectamente rebozado y crujiente al pegar el bocado, los espárragos se notaban que eran frescos, la salsa con un textura cremosa y fresca. Todo esto sobre una base de lechugas y gulas, una combinación perfecta.

Rollito de solimillo con setas, foie y salsa carbonara. Una combinación compleja con buen resultado, su salsa carbonara mejoraba el rebozado del solomillo, el relleno de setas con foie es una mezcla arriesgada, en el que predomina el sabor de las setas.

Lomito de merluza en escabeche y puerro confitado. La merluza estaba perfectamente cocinada, muy suave, pero lo mejor del plato es la combinación de su salsa de escabeche con la cebolla caramelizada y el puerro cocido, con un plato que despertó nuestras papilas gustativas.

Raviolis de marisco y atún con mayonesa de miel y mostaza. Un plato sorprendente con una fina capa crujiente que envuelve una exquisita mezcla de sabores en la que el toque era el marisco. Cada bocado era una delicia, inmejorable!

Medallón de buey con lingote de foie y salsa de boletus. Una tapa bien despachada, un solomillo muy limpio, al punto como a nosotros nos gusta y tierno.  Cubierto con un lingote de foie que se derretía al calor del medallón, y para sorpresa nuestra lo acompañaba una salsa de boletus muy cremosa y con un sabor intenso.

Atún a la plancha con salsa de berenjenas ahumada y aceite de albahaca. Un pescado fresco y cocinado menos del punto, como a nosotros nos gusta. Una salsa que hasta ahora no la habíamos probado y nos llevamos una grata sorpresa, con un aceite de albahaca que hacía que el plato fuera más jugoso.

Cómo somos muy golosos y la gula nos pudo, pedimos dos postres extremadamente peligrosos, muerte por chocolate tarta de Oreo. El primero cubierto por unas exquisitas lascas de chocolate, un bizcocho esponjoso y chocolate trufado. Y el segundo cubierto de virutas de galletas Oreo, chocolate blanco y chocolate con leche. Golosamente golosos!!

Una experiencia gastronómica diferente, probando platos y recetas diferentes que es lo que buscamos, y si encima lo acompañas con un buen servicio y una atención profesional, sales más que satisfecho. OJO: hay que irse con tiempo, se llena muy rápido.

Para nosotros los platos más sorprendentes fueron el ravioli de marisco y la merluza en escabeche. Si eres de los que te gusta probar nuevas cosas, no lo dudes. Te sorprenderán.

Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *