Bizcocho de yogur, receta clásica de abuela

¿A quién no le gusta un buen bizcocho casero? Y si es de yogur, ¡mucho mejor! Hoy te traigo la receta clásica de abuela para que puedas disfrutar de un bizcocho esponjoso y delicioso en cualquier momento del día. Con ingredientes sencillos y una preparación fácil, este bizcocho se convertirá en uno de tus favoritos en cuanto lo pruebes. Prepárate para sorprender a tu familia y amigos con este dulce irresistible. ¡Vamos a por la receta! No te la pierdas.

Harina por vaso de yogurt

Si quieres hacer un delicioso bizcocho de yogur al más puro estilo de la receta de la abuela, es importante que conozcas uno de los secretos mejor guardados: la medida de harina por vaso de yogurt. Es una forma muy sencilla de medir los ingredientes y asegurarte de que la receta te quede perfecta.

Para hacer este bizcocho, primero reúne todos los ingredientes. Vas a necesitar:

  • 1 vaso de yogurt natural (puedes utilizar el vaso de yogurt para medir el resto de ingredientes)
  • 2 vasos de azúcar
  • 3 vasos de harina
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 1/2 vaso de aceite de girasol
  • 1 pizca de sal

El procedimiento es simple:

  1. En un bol, mezcla el yogurt con el azúcar y los huevos hasta que estén bien incorporados.
  2. Añade la harina, la levadura y la pizca de sal y mezcla bien.
  3. Incorpora el aceite y vuelve a mezclar.
  4. Vierte la mezcla en un molde previamente engrasado y hornea durante unos 40 minutos a 180 grados Celsius.

Un consejo importante es prestar atención al tiempo de cocción y a cómo combinas los ingredientes. Esto puede marcar la diferencia en tu bizcocho de yogur. Si quieres darle un toque especial, puedes añadir ralladura de limón o naranja a la mezcla o cubrirlo con azúcar glass una vez que esté frío.

Al final, solo queda servir y disfrutar de tu deliciosa creación. ¡Buen provecho!

Espero que disfrutéis preparando este bizcocho de yogur, una receta que no solo saciará vuestros paladares, sino que también os llevará de vuelta a los dulces recuerdos de la infancia. Dadle vuestro toque personal, experimentad con los sabores y, sobre todo, compartidlo con vuestra gente. ¡Gracias por seguir el paso a paso! ¡Nos leemos en futuras aventuras culinarias! ¡Un abrazo y a disfrutar!

  Chontaduro: cómo prepararlo y consumirlo

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *