...Por España

Sidrería VillaViciosa (Oviedo)

Sidrería VillaViciosa

Por fin llegamos a Oviedo, gran ciudad, buen ambiente y mucho por descubrir.  Sus interminables calles empedradas siempre llenas de gente buscando su gran gastronomía. Pero..¿ dónde comer? He ahí el tic de la cuestión, porque por donde pasábamos tenía todo una pinta increíble. Lo mejor es dejarse llevar por el instinto y probar donde te lleve tu olfato.

Llegamos justos de tiempo y fuimos directamente a la zona mas turística de Oviedo: Gascona, El Bulevar de la Sidra. Te vuelves loco mirando y mirando las sidrerías para ver dónde te sientas a comer. Todo tiene buena pinta y los precios son muy similares, así que dejándonos llevar por nuestra intuición nos sentamos en Sidrería VillaViciosa.

Lo primero sidra, esto es indudable si andas por esta zona. Hay que empezar bien el almuerzo…

Pedimos menús a un precio bastante bueno, nos llamó la atención una pequeña vitrina donde se mostraban los platos que contenían dicho menú y dijimos…porqué no!! Comenzamos con una estupenda y maravillosa fabada asturiana, una buena cazuela bien servida a la que no le faltaba ni un perejil y un guiso de costillas con patatas, la carne muy tierna y las papas mezcladas con la carne estaba ummm!!! Dos super platazos que sin ninguna duda os podemos asegurar que ya estábamos hasta arriba, pero la gula nos pudo y ya que estábamos puestos… !a seguir con el festín!.

Uno de nuestros segundos fue un plato de lacón a la gallega. Un buen plato de lacón con pimentón molido, aceite de oliva y sal. Todo sobre un fondo de patatas cocidas. Interesante.

El otro de los segundos fue un plato de rollos de atún relleno. En sí era pastel de atún con patatas fritas a rodajas y una salsa espesa y bien condimentada. Fue un acierto pedirse estos platos.

Postre, ay el postre…con el estómago a reventar, teníamos que hacer hueco para la tarta de queso y los cafés. Una tarta muy rica, cremosa y con un sabor a queso impresionante.

Nuestro primer acercamiento a la gastronomía asturiana estuvo a la altura. Un menú bastante completo, muy muy rico a un precio más que razonable. Qué más hay que decir… que estando en la zona en la que estábamos, disfrutas del pedazo ambiente que hay pero a lo grande.

Buen Provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *