...Por Sevilla

Taberna Picalagartos (Sevilla)

Taberna Picalagartos

Un poco de historia

Durante la administración musulmana, el califa almohade Abu Yacub Jusuf ordenó la construcción de una gran mezquita en Sevilla en los terrenos que actualmente ocupa la catedral.

Los trabajos se prolongaron entre abril de 1172 y marzo de 1198, aunque se inauguró el 30 de abril de 1182.

Nuestra opinión

Buscando un bar de esos que no es tan conocido y que posiblemente tenga una buena gastronomía, encontramos uno bastante acogedor justo detrás de la Avenida de la Constitución, vamos a hablar de Taberna Picalagartos.

Empezamos pidiendo una de las tapas más clásicas de Sevilla, la ensaladilla de gambas, un manjar delicioso para nuestro paladar.

Seguimos con los tópicos así que pedimos una de chipirones a la plancha, un plato bien presentado y con una salsa muy rica, por cierto, el chipirón como tiene que estar, blandito y limpio.

Pasamos a pedir unas tapas algo más elaboradas como un delicioso ceviche de langostinos, muy pocos bares lo ponen tan jugoso.

Para terminar nos pedimos una tapa no muy común en los bares, bacalao con tinta de calamar y una miniburger de ternera  muy sabrosa.

Es uno de los típicos bares que lo ves vacío y esconde una gran cocina en su interior.

Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *