...Por España

Rua 11 (León)

Rua 11

Nuestros paso por la ciudad de León fue de casualidad. Íbamos buscando una zona de descanso entre Sevilla y Asturias y aquí nos quedamos tres días. Sentíamos curiosidad por su gastronomía, ya que hablan bastante bien de sus pintxos. León es una ciudad con encanto, muy ajetreada y con un ambiente que es sencillamente de lo más genial.

Habíamos tapeado por León sin tener mucha suerte hasta que nos encontramos con Rua 11. Un bar con un ambiente agradable y acogedor, que se llena hasta la bola a poco más que abre sus puertas. Típico bar con ambiente desenfadado para tomar una buena cerveza holandesa bien fresquita. También tienes para elegir una gran variedad de Vermús, pero a nosotros especialmente esta bebida no nos llama tanto la atención.

Pues nos sentamos a esperar mesa en la barra y curiosamente en este bar sólo hay cerveza de tirador holandesa, que a nosotros nos da igual que no haya cruzcampo, no somos tan arraigados como otros que dicen…Si no hay me voy !!! Nos encanta la iniciativa por la variedad y acabar con ciertos tópicos. La buena costumbre que hay por aquí, que con cada bebida va el correspondiente pintxo, se los curran bastante bien…de anchoas, pepinillo y parmesano, sardina con crema de aguacate, rulo de cabra, nueces y arándanos…toda una maravilla.

Nos vamos a la mesa y miramos su carta, concisa pero acertada. Empezamos por unas deliciosas croquetas de cecina con queso, crujientes, con una bechamel muy fina y el sabor que le da la cecina a este manjar es demasié!!

Ya habíamos probado la cecina de diferentes maneras y no teníamos pensamiento de pedir más en lo que nos quedaba de viaje, pero vimos pasar hacia la mesa de al lado este plato y se nos fueron los ojos detrás. Menos mal que nos pedimos media de cecina con lascas de foie porque la entera tienes para comer dos días, muy bien despachada. Cecina finamente cortada, aceite de oliva y pequeñas lascas de rico foie. Una combinación que hace que la cecina se hidrate y a la vez resalte más aún su sabor.  

Las Tostas están en la mayoría de cartas de cientos de restaurantes, pero en este bar comes más que por la carta, por los ojos, en fin…que a cada plato que nos pasaba por delante preguntábamos qué era y nos lo pedimos sin pensarlo dos veces, uno de ellos fue la Tosta de bacalao. Una rebanada de pan rústico crujiente con salsa tártara, finas capas de bacalao, aceite de oliva, pimentón y naranja. Una combinación sencillamente deliciosa.

Y ya terminamos con un Vermú en mano, porque ya que estábamos por allí de paso porqué no!!! Lo probamos y la verdad que no está mal, pero como bien os decimos…no es nuestra bebida favorita.

Una alegría haber encontrado este bar justo antes de irnos, porque hay muchos bares en Leon, pero no todos pueden presumir de buenos pintxos. Calidad/precio muy buena. El trato el mejor, personas muy cercanas en un ambiente muy agradable.

Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estaán marcados *